Blackhawk cuenta con hornos de fusión por inducción y un horno de mantenimiento con capacidad de 60 toneladas.

Estos hornos pueden enviar metal fundido a cualquiera de las líneas de producción, lo cual permite trabajar con varios grados de metal simultáneamente según la demanda de nuestros clientes.